En una entrada anterior, hablábamos de cómo la innovación en el diseño de productos y servicios mediante técnicas de co-creación permitiría a las empresas encontrar el valor diferencial en un mercado cada vez más competitivo.

Las técnicas de co-creación facilitan la creatividad en un trabajo de construcción colectiva dirigido bajo la mirada del experto. De esas técnicas, aplicadas en el proceso de diseño centrado en el usuario, hemos escogido tres que involucran durante el proceso a usuarios reales o potenciales, cuyo objetivo común es conocer las características, necesidades y comportamiento de los usuarios y que pueden suponer un claro beneficio para el proyecto, amortizando ampliamente los costes del mismo.

Para poner en práctica las técnicas que describimos a continuación, es necesario seguir tres pasos:

  1. 1. Determinar el target del sitio web a evaluar
  2. 2. Seleccionar los perfiles adecuados
  3. 3. Convencerles de participar

 

Test de usuarios

El test de usuarios permite evaluar la usabilidad de un diseño. Consiste en observar a un grupo de usuarios mientras realizan unas tareas previamente encomendadas. Los participantes del test de usuarios deben tener perfil de usuarios reales o potenciales del sitio a evaluar.

Cada usuario realizará la prueba por separado y el experto registrará toda la información que considere relevante para analizar posteriormente el comportamiento del usuario. La recogida de información puede hacerse tomando notas de forma manual, grabando en vídeo las acciones del usuario o mediante alguna aplicación que registre la interacción del usuario con la interfaz. Lo que debe observar el experto es el número de errores cometidos durante la realización de las tareas, el tiempo empleado y el grado de satisfacción obtenido al finalizarlas. Tan importante es detectar en qué momentos se ha equivocado el usuario como conocer las causas, de ahí que en este tipo de test sea tan importante que el usuario diga en voz alta todo aquello que está pensando cuando realiza la tarea.

El objetivo del test de usuario es detectar problemas de usabilidad para introducir mejoras en el diseño. Su implementación se recomienda en cualquier fase del proyecto y cuanto antes se lleve a cabo menos coste supondrá introducir cambios en el diseño.

 

Card Sorting

A través de un Card Sorting se puede adaptar la arquitectura de información de un sitio web al modelo mental de los usuarios a los que va dirigido. Esta técnica consiste en solicitar a los participantes que agrupen los conceptos representados en tarjetas por parecidos semánticos. Los conceptos suelen coincidir con categorías, opciones de navegación o bloques de contenido de un sitio web.

Antes de realizar un Card Sorting hay que tomar dos decisiones:

  1. 1. Elegir el tipo de Card Sorting (abierto o cerrado)
  2. 2. Definir el método de análisis de los datos (cualitativo o cuantitativo)

Las decisiones adoptadas condicionarán el número de participantes y la forma de conducir la prueba.

En el Card Sorting abierto el usuario puede agrupar con libertad los conceptos, mientras que en el Card Sorting cerrado los grupos están predefinidos y etiquetados y el usuario sólo debe ubicar los conceptos donde crea que correspondan. El abierto pretende descubrir qué agrupación de conceptos se asemeja al modelo mental de los usuarios y, el cerrado es aconsejable para evaluar si una categorización es intuitiva para los usuarios.

En cuanto al método de análisis, el análisis cualitativo permite conocer cómo los usuarios entienden la relación entre los conceptos y el análisis cuantitativo busca el mayor número de relaciones semánticas, que para esos usuarios tienen los conceptos asociados al sitio web.

Como el Card Sorting ayuda a adaptar la arquitectura de información al modelo mental de los usuarios, su uso es recomendable en la fase de inicio del proyecto.

 

Entrevistas

Las dos técnicas descritas anteriormente, el Test de usuario y el Card Sorting, están orientadas a observar el comportamiento de los usuarios. Las Entrevistas, sin embargo, constituyen una interesante herramienta cualitativa para descubrir las motivaciones y valores de los usuarios. En las Entrevistas es fundamental que el entrevistador permanezca neutral para no condicionar las respuestas de los entrevistados.

Una variante de las entrevistas son los Focus group, donde un moderador experto entrevista a un grupo de usuarios y es la interacción entre ellos lo que permite conocer las opiniones y actitudes de los participantes. Para el éxito de esta técnica, es fundamental conseguir un clima favorable donde los usuarios se sientan cómodos para expresarse libremente y no desviar la atención del grupo hacia temas de escasa relevancia.


Sonia Monje - Dpto. UX